Revestimiento Combi de Tega

Para las duras aplicaciones de molienda en los molinos SAG y FAG de gran diámetro existe una creciente necesidad de desarrollar un sistema de revestimiento, tan duradero como los revestimientos de acero convencionales y tan resistente como los revestimientos de caucho, para resistir el alto impacto energético con alto grado de elasticidad.

El revestimiento Combi® de TEGA de nueva generación es una opción mucho mejor que los revestimientos convencionales de acero.

Ventajas de los revestimientos Combi ® :

  1. Se puede proporcionar cualquier perfil con el ángulo de cara deseado dependiendo de los requisitos operativos del molino.
  2. El peso del sistema de revestimiento es menor que el de los revestimientos de acero completos. Por lo tanto el valor GD2 del molino con respecto al motor será menor.
  3. Puesto que el peso de los revestimientos es menor, se pueden usar sujetadores de menor tamaño en comparación con los revestimientos metálicos.
  4. El número de ascensores es independiente del número de filas de sujeción en la carcasa. Esta es una característica única que lo hace adecuado para cualquier tipo de reequipamiento.
  5. La tasa de desgaste del metal es mucho menor en este tipo de revestimiento debido a la resiliencia del sistema total proporcionado por el caucho de refuerzo contra el movimiento de impacto y desgaste de la carga
  6. La tasa de desgaste del metal debido al efecto electroquímico también se minimiza debido a la presencia del caucho de refuerzo que actúa como una discontinuidad eléctrica.
  7. A medida que este revestimiento se desgasta, se vuelve más estable en términos de distribución de metal y caucho. Por lo tanto, el grado de resiliencia aumenta lo que hace que la intensidad de carga disminuya gradualmente y la tasa de desgaste disminuya hasta cierto nivel del grosor del metal. Además, la tasa de desgaste aumenta de nuevo. Este fenómeno único hace que la vida útil de este revestimiento sea significativamente mayor que la de los otros revestimientos, ya que la fuerza es menor y los tamaños de los sujetadores son más pequeños en comparación con el metal.